Antigua imagen del Cristo de la Caída.

Talla adquirida al Convento de las Madres Capuchinas en 1974. Actualmente se venera en el propio Convento. Atribuida a Francisco Salzillo o a algún discípulo suyo, fue sustituida en 1994 por otra imagen del Cristo de la Caída, obra del escultor murciano José A. Hernández Navarro.

Es una imagen tallada y policromada completamente en pino sueco, que destaca por su gran realismo y ejecución, destacando la túnica totalmente gubiada y la expresión facial del Cristo.


El Jueves Santo de 2007, sufrió un accidente al realizar la grúa que lo transportaba un brusco giró al entrar al patio de los Salesianos. El Cristo se partió en tres grandes pedazos e infinidad de astillas, mientras que el Paso sufrió desperfectos de consideración, debiéndose cambiar toda la estructura interna o parihuela y los varales para la Procesión de 2008. La imagen sería enviada al taller de su escultor, Hernández Navarro, que en un tiempo récord lo restauró completamente, presentándose ante la Hermandad en un emotivo Acto el 15 de diciembre de 2007, donde sería nuevamente bendecido.

La Semana Santa de 2008, el Paso del Cristo volvería a lucir por las calles de Alicante totalmente restaurado, tanto Trono como imagen, así como un nuevo faldón en terciopelo alemán azul marino.

La hermandad posee el boceto original en terracota, que el imaginero proyectó en 1993 para realizar esta soberbia representación del Stmo. Cristo de la Caída.

Capataz: D. Juan José Martínez Pérez